Los afectos

 Aparentemente hay diferencias entre chicos y chicas a la hora de hablar de la importancia los afectos en las relaciones sexuales, puede parecer que ellos no conceden tanta importancia al amor,  al contrario que las chicas para quienes resulta muy difícil pensar  en una relación sexual sin amor.  Sin duda  esta diferencia tiene mucho que ver  con la educación recibida, pero cada vez son más los chicos que expresan sus emociones y sentimientos positivos sin temor a perder su masculinidad.
 
 Una pregunta que frecuentemente se hacen muchas personas, sobre todo las jóvenes, es si es posible el sexo sin amor. En realidad  en todo encuentro erótico siempre existe una comunicación afectiva, no nos lo imaginamos  sin la presencia de afectos positivos especialmente importantes en nuestra sexualidad.  
  Seguramente, lo que deberíamos preguntarnos es qué tipos de afectos y en qué medida intervienen en las relaciones sexuales. El respeto hacia la otra persona, la ternura,  el cuidado, etc.,  deben estar presentes en toda relación sexual.
   El deseo, la atracción, el enamoramiento, el amor... son los afectos más vinculados con la sexualidad. Comprobamos que nos hemos enamorado cuando no solo la deseamos porque  sentimos atracción por esa OTRA PERSONA, sino que esta nos parece como única,  no hace sentir especiales, necesitamos estar con ella, cuidarla, compartir los sueños, los sentimientos, la sexualidad... ¡Es impensable la vida sin esa persona!

 

Imagen de sección

Contenidos relacionados

Somos personas sexuadas
Las zonas erógenas
La autoestima
El ¿petting¿
El placer sexual